Call us toll free:
Top notch Multipurpose WordPress Theme!
Call us toll free:

COL·LECTIU I+: PRIMER ANIVERSARIO DE UN EQUIPO DE PROFESIONALES PARA LA CIUDADANÍA ACTIVA

by elparlante in Uncategorized Comments: 0

Por: Alfredo Cohen

En tiempos de crisis no solo económica sino sobre todo política, moral y social, donde parece ser el individualismo la posición filosófica hegemónica, surgen organizaciones formadas por personas o colectivos que reconocen en la interdisciplinariedad y la interconexión de intereses una fuente fructífera de saber y trabajo.

Con estas y otras premisas en la cabeza, como la de poner en práctica la democracia radical, elParlante ha sido parte desde su nacimiento del Col·lectiu I+, un grupo de profesionales comprometido con el entorno y la comunidad. Un colectivo en el que se comparten conocimientos y experiencias para impulsar y acompañar proyectos de fomento de la interculturalidad, la igualdad, el reconocimiento de la diversidad, el diálogo, el conocimiento mutuo, la perspectiva decolonial y de género.

En el Col·lectiu I+ podemos asumir la totalidad de un proyecto social, desde la formulación de la idea inicial, pasando por la realización de un diagnóstico y el diseño del programa de actuación, hasta la ejecución y la evaluación finales. Pero también podemos asumir partes concretas de un proyecto más amplio. Tal como lo hacemos desde elParlante, en Col·lectiu I+ tenemos un especial interés en el trabajo con/para ayuntamientos, adaptándonos a cualquier área de estos: cultura, juventud, educación, promoción económica, servicios sociales, etc.

Los servicios de Col·lectiu I+ se pueden agrupar en cinco grandes áreas: planificación estratégica, programas de actuación, comunicación, consultoría y formación. Desde elParlante, aunque hemos aportado trabajo en la planificación estratégica, consultoría y formación, nos destacamos en el grupo por nuestras estrategias de intervención edu-comunicativas así como el diseño, implementación y evaluación de planes de comunicación para los distintos encargos. Estos planes, por lo general, implican un estudio de las necesidades comunicativas del proyecto, el diseño de una imagen del mismo y la posterior elaboración y difusión de elementos comunicativos: web, video, editorial, redes sociales. Justamente la imagen, web y video de presentación del Col·lectiu I+ ha sido uno de nuestros aportes.

Además de elParlante, el Col·lectiu I+ durante este primer año de trabajo, ha estado formado por entidades y profesionales de reconocida experiencia en las áreas de acción comunitaria, educación, comunicación, e investigación, como son el Centre d’estudis Africans i Interculturals (CEA), La Xixa Teatre, QSL Serveis Culturals, Brigitte Vasallo, Carolina Astudillo y Rafa Besolí (aquí sus perfiles)

Cuando en elParlante llevábamos un año de vida, alguien nos dijo: “Quien cumple 1 año y lo celebra, es porque puede cumplir 100”, así que enhorabuena a todo el equipo. Nos sentimos muy orgullosos de esta familia que es innovación, inclusión, inteligencia, inventiva, intuición, integración, inversión, invención, inquietud, integridad, inspiración, intensidad, interculturalidad, intergeneracionalidad, independencia, ilusión, incentivo, inteligencia, y mucho, mucho  más!

ELPARLANTE ES COMUNICACIÓN PARA LA TRANSFORMACIÓN

by elparlante in Uncategorized Comments: 0

Por: Alfredo Cohen

Comunicar es poner en común. Comunicar no tiene que ver con inocular, vender, proponer, o presentar ideas a otras personas. Comunicar en serio, comunicar de verdad, es mucho más simple y a la vez más complejo que la relación emisor – receptor y mensaje que alguna vez nos enseñaron en la escuela. La comunicación en la que creemos en elParlante es “una función esencial e inherente de la naturaleza humana, que va mucho más allá de los medios masivos de información y que incluye procesos horizontales y participativos mediante los cuales dos o más seres humanos comparten experiencias, intereses y sentimientos de modo presencial o a distancia, ayudados por la tecnología.” (Kaplún, 1998)

Así, el tipo comunicación que intentamos poner en práctica en nuestros proyectos es esa que es construcción y circulación de sentidos, una categoría polisémica que incluye distintas acepciones de las ciencias sociales y que en contextos culturalmente heterogéneos como el catalán, tiene que ver con la educación, la autoestima, la conciencia crítica, las normas sociales, la acción colectiva, la participación en la sociedad de la información, pero también en la vida cotidiana y su cohesión social. Así, buscamos que nuestras iniciativas estén inspiradas en la acción comunicativa de Habermas con la que se refiere a “la interacción de al menos dos sujetos capaces de lenguaje y de acción que (ya sea con medios verbales o con medios extraverbales) entablan una relación interpersonal” (Habermas, 124: 1987)

Lo que buscan los proyectos de sensibilización, de creación colectiva, así como las socializaciones, formaciones o investigaciones que hacemos, es ir mucho más allá de los aparatos, de la tecnología en sí misma o de la transmisión de información masiva. Hemos entendido desde el principio, que los procesos comunicativos son una dimensión de procesos socioculturales, por esto lo que nos interesa  interesa es la gente y sus discusiones, sus sensibilidades, su capacidad para deliberar. Nos interesan las personas de las escuelas, las de los barrios, las calles y las instituciones. Y entonces, si la comunicación es poner en común, entendemos que hay algo anterior que se comparte, algo previo de lo que se puede participar, en lo que se puede colaborar.

Así, queremos terminar este post compartiendo dos procesos de co-creación que realizamos en dos escenarios muy distintos: el barrio de El Raval en Barcelona y el municipio de Sabanalarga en el Caribe colombiano. Ambas experiencias comparten metodología de trabajo y a pesar de la diferencia de los contextos, los resultados terminan siendo similares: la generación de espacios abiertos a la interacción positiva y el empoderamiento de jóvenes para informarse, expresarse y debatir sobre temas que les afectan.

Proceso detrás de cámaras del proyecto Ravalead@s TV

Proceso detrás de cámara del proyecto Yamaró

VIDEO PARTICIPATIVO Y VIDEO DE INTERÉS SOCIAL

by elparlante in Uncategorized Comments: 0

Por: Alfredo Cohen

La emoción es el impulso que induce la acción.  A nadie le queda duda que hoy por hoy el vídeo es el formato por excelencia para transmitir emociones. 3.000 millones de vídeos se ven en youtube cada día y la misma cantidad se sube a facebook cada mes. Es necesario conectarse con las nuevas sensibilidades, los nuevos lenguajes y los nuevos tiempos de los/las ciudadanos/as. Las organizaciones o personas que no entiendan el cambio de paradigma, estarán fuera.

En elParlante entendemos que este tipo de narraciones permite contar historias y lo más importante: que quienes las producen, sean tenidos en cuenta por los/as demás. Para Rodríguez, (2010) contar un relato propio permite el reconocimiento y por eso ayuda a construir lo que somos, es decir, ayuda a tenernos y a que nos tengan cuenta. Ya seas un colectivo, una empresa o simplemente un/a ciudadano/a, Contar para ser tenidos en cuenta, no es un tema menor en un mundo globalizado y a la vez fragmentado.

En este sentido en elParlante hacemos dos tipos de vídeo:

  1. El vídeo participativo como resultado de nuestros proyectos de co-creación en el que un grupo de personas es sensibilizado y motivado a crear una pieza de modo colectivo que genere una reflexión/crítica/diálogo sobre una temática social que les sea significativa. Los videos resultantes de este proceso servirán luego como un material pedagógico para que los mismos/as realizadores/as: normalmente jóvenes, personas mayores, mujeres, estudiantes, profesores, puedan sensibilizar a las propias comunidades a las que pertenecen.

“(el video) Presiona, incita, seduce a quien los usa a emprender procesos de creación simbólica. Cuando se tiene un micrófono en la mano o se mira por una cámara de video, la misma tecnología incita a apuntar el micrófono hacia el entorno, a mirar el mundo propio a través del visor de la cámara. La tecnología misma nos convierte en artesanos de sonidos e imágenes, de productos simbólicos, y es precisamente aquí donde pueden surgir otras formas de ver el entorno e imaginar el futuro. Es decir, es a través de la reconfiguración de los signos, desde donde se generan imaginarios colectivos diferentes, versiones alternativas de territorio y nuevas utopías para moldear el futuro” (Clemencia Rodríguez, 2011: 46).

Aquí un ejemplo de lo muchos proyectos de vídeo participativo realizados desde elParlante. Barribook TV, realizado en 2012 en el Districte de Horta-Guinardó

2. Por su parte, el vídeo de interés social es un producto audiovisual cuyo guión está construído por el equipo creativo de elParlante junto con entidades, fundaciones, asociaciones, empresas, cooperativas, colectivos o profesionales que necesitan explicar, mostrar o vender productos, servicios o ideas con interés social. Aunque es muy importante la estética y la pulcritud, más que los trucajes efectistas, nos interesa contar bien las historias y explicar contenidos que de otro modo podrían parecer poco interesantes. Hemos realizado gran cantidad de videos que han servido a nuestros aliados para: sistematizar actividades como conferencias, obras de teatro o exposiciones, sensibilizar sobre algún tema específico, realizar una convocatoria, incrementar la participación de personas afines, conseguir apoyo para ciertas causas.

Aquí un ejemplo de vídeo realizado para la Fundación Educativa FEDAC.

Con diferentes proyectos hemos notado como el audiovisual puede ayudarnos a tejer nuevas realidades, para expresar nuestra propia voz y así, construir ciudadanía activa al tiempo que llegamos a más y más gente.

Si quieres un video participativo o de interés social para ti o tu empresa/organización, no dudes en contactarnos.

 

DESMUNTAMITES: VIDEO PARTICIPATIVO EN EL TRABAJO DE INVESTIGACIÓN DE 4TO DE ESO


Por: Alfredo Cohen.

“Que colapsan la salud, que no pagan impuestos, que a sus negocios nadie los inspecciona, que  son incívicos y una de las causas de la falta de trabajo”. A pesar que nuestra historia ésta construida a partir de múltiples flujos migratorios, rumores provenientes de estereotipos que se le atribuyen a las personas de origen diferenciado, siguen a la orden del día, y no importa si estas personas han llegado hace una semana o hace 10 años, si tiene otro acento u otro color de piel, es muy probable que sufra discriminación en algún momento.

 

Estas son algunas de las sugerencias de Google para completar la frase...

Estas son algunas de las sugerencias de Google para completar la frase…

 

Si vamos a los colectivos específicos, el tema parece empeorar: “Que los chinos nos están invadiendo, que los sudamericanos son muy ruidosos, que los gitanos roban, que los árabes son machistas, que los africanos son violentos”. Cabe anotar, que ya se decía dentro de España o en anteriores migraciones, de los andaluces que son vagos, de los vascos cerrados, de los catalanes tacaños.

 

Los estereotipos no solo afectan a los extranjeros.

Los estereotipos no solo afectan a los extranjeros.

 

Desmuntamites son piezas audiovisuales que desmontan mitos, prejuicios y rumores sobre la diversidad cultural en Barcelona y que venimos realizado realizando desde elParlante en el IES Menéndez i Pelayo de Sarrià. Estos vídeos participativos cuentan ficciones que amplían la mirada sobre diferentes colectivos con los que compartimos Barcelona, para defender lo que nos une y disfrutar lo que nos diferencia.

El proyecto se realiza durante una semana del mes de Junio en la que los y las jóvenes participantes lo asumen como su trabajo de investigación final de 4to grado de la ESO (Educación Superior Obligatoria). Así, durante 5 mañanas los y las estudiantes de diferentes clases generan dinámicas de trabajo colectivo y discuten sobre la visión de la televisión y otros medios de comunicación acerca de la diversidad cultural y el hecho migratorio, para luego investigar sobre la realidad de culturas que comparten cataluña y construir guiones de ficción que serán grabados y editados.

Desde 2014 hemos realizado 6 Desmuntamites y este mes presentamos un nuevo cortometraje lleno de humor que ayuda a reflexionar sobre los imaginarios asociados a las personas de origen latinoamericano.  A continuación, les dejamos con un poco del detrás de cámara y las reflexiones de los y las participantes, el día 27 de Septiembre en el auditorio del instituto presentaremos el producto final.

Desde un punto de vista más conceptual, lo que intenta Desmuntamites es usar las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) de modo participativo,  para generar cruces entre ciudadanos, encuentros horizontales, colaborativos y cooperativos, que ya están produciendo cambios sociales en el mundo entero. Se trata de la promoción de una “pedagogía crítica” o “radical” de las que ya hablaban Giroux (1997), McLaren y Kincheloe (2008), poniendo el foco en la necesidad de que la educación contribuya a las labores de crítica y reflexión sobre las relaciones históricas de opresión; desvelando las formas desde las que opera el poder; y contribuyendo al rescate y socialización de otros saberes, miradas y expresiones que han sido sistemáticamente silenciadas. Con Desmunta mites, jóvenes pertenecientes a una escuela con poca diversidad cultural, de un barrio socioeconómicamente privilegiado de la ciudad, toman la palabra y demuestran que están interesados en las realidades sociales de toda la ciudad.

La Cruïlla Comuna: comunicación intercultural en el aula de clases


Por: Alfredo Cohen

Como en las últimas ediciones, La Cruilla Comuna, el proyecto que venimos desarrollando desde 2009 en diferentes escuelas de Cataluña, esta vez volverá a las aulas de clase de tres barrios de Barcelona: Sarrià, Horta y Sant Andreu.

La Cruïlla Comuna tiene que ver con los encuentros y los cruces comunes, se trata de un espacio de educación mediática realizado en secundaria -normalmente en la clase de educación para la ciudadanía- en el que través del debate, la revisión de variados formatos audiovisuales, y la interacción positiva, se pretende que los jóvenes construyan su propia mirada sobre la diversidad cultural, escapando del discurso simplista de los medios de comunicación de masas que transmiten y perpetúan rumores, prejuicios y estereotipos sobre las personas de diferentes orígenes.

Durante cuatro sesiones, los y las jóvenes se informan, se expresan y debaten sobre la inmigración, el refugio y las causas estructurales de la pobreza material en los países del Sur, así como la co-responsabilidad de los países del Norte, mientras son sensibilizados sobre la importancia de ejercer una ciudadanía crítica y siempre activa.

La propuesta metodológica de La Cruïlla Comuna, está basada en la utilización de las tecnologías de la información y comunicación al interior de las aulas de clase como herramientas alternativas, útiles para deconstruir discursos y situar en el centro, la capacidad autónoma de las personas para tomar conciencia crítica de sí mismos y de los problemas de su entorno, a partir de un proceso dialógico que contribuye a la construcción de vías de salida para los problemas sociales.

¿Te gustaría hacer La Cruïlla Comuna en tu instituto? Ponte en contacto con nosotros y te explicamos cómo, incluso puede ser una actividad gratuita para el centro, financiada por el Ajuntament de Barcelona, mediante el Catàleg d’Activitats Antirumors. Una aposta per la convivència intercultural.

En el siguiente video se puede ver buena parte de lo que sucede durante los talleres. En http://cruilla-comu.elparlante.es/ acceder a todos los videos y a una guía pedagógica complementaria.

Experiencias con magia

by elparlante in Uncategorized Comments: 0

El proyecto se nos presentó como un reto a superar y acabó siendo una de las experiencias más especiales que hemos vivido hasta ahora.

Durante el curso 2015-2016, desde elParlante, hemos intervenido en una veintena de escuelas de toda Cataluña. Los proyectos que se enmarcan dentro de la educación formal tienen como dificultad añadida la adaptación a las rutinas de cada centro. La dificultad, que la mayor parte de las veces es sinónimo de superación y aprendizaje, se equilibra con las facilidades que muchas escuelas nos brindan. Los centros que apuestan por la implicación, la pasión y la transformación educativa emanan una magia que se contagia durante los talleres y sesiones de elParlante. Esta magia estuvo presente en el proyecto “Compartint Experiències”, diseñado por la Direcció de Serveis a les Persones i al Territori (Districte de Les Corts) y dinamizado por elParlante y la propia escuela.

El objetivo de esta experiencia fue crear un punto de encuentro entre el alumnado de 3º de ESO y algunas de sus abuelas y abuelos. Ambos grupos (jóvenes y mayores) intercambiaron conocimientos y experiencias, usando las nuevas tecnologías como hilo conductor. Durante las sesiones se trabajaron aspectos como Google Maps, las relaciones humanas, los juegos tradicionales y online así como la fotografía.

La ternura del alumnado, la implicación del profesorado y la experiencia de abuelos y abuelas creó una atmosfera de complicidad dentro y fuera del aula. Los y las protagonistas crearon dinámicas propias que dieron como resultado un proceso de aprendizaje alternativo, basado en la Educomunicación.

Uno de los objetivos del proyecto era mejorar las relaciones entre ambas generaciones. El documental muestra que se superaron las expectativas por parte de los organizadores y los participantes. El vídeo muestra una recopilación de testimonios y un resumen del taller.

EL CINE DE LO DIVERSO

by elparlante in Uncategorized Comments: 0

Mario Kaplún plantea la Educomunicación como una forma de utilizar recursos comunicativos para que, “los/as destinatarios/as tomen conciencia de su realidad, para suscitar una reflexión, para generar una discusión” [Una pedagogía de la comunicación, Madrid, Ed. De la torre, 1998, p. 17]

El cine es uno de esos múltiples recursos. Un recurso tecnológico que es a la vez una expresión artística y un lugar de encuentro emocional que propicia la reflexión. Ni antes ni ahora ha sido posible pensar la educación sin la posibilidad de la emoción. La emoción es justamente la fuerza que nos permite crear e interesarnos por algo o alguien.

Y si a la mayoría de las personas -de todas las edades- nos gusta el cine, ¿por qué no usarlo como espacio real de aprendizaje, por qué no incorporarlo más decididamente a las aulas de clases formales? De lo que se trataría sería de favorecer el placer por el aprendizaje, en la medida en que aprendemos descubriendo mundos y realidades placenteramente.

No es una idea nueva y sin embargo, desde elParlante, creemos que hay mucho por hacer aún. Más allá de los espacios de educación no formal, en las escuelas e institutos con los que colaboramos desde hace varios años en Cataluña, están los proyectores, los ordenadores, los altavoces y las posibilidades reales de hacer de cada aula un espacio para el disfrute del séptimo arte. Eso sí, se necesita voluntad y unos cuantos títulos. Por eso, aprovechamos este espacio para proponer un listado que trata sobre los temas que nos interesan: interculturalidad, identidades múltiples, migraciones…

Surcos (1951).

La piel quemada (1967).

Toni (1934).

Españolas en París (1970).

Sus ojos se cerraron (1997).

Las cartas de Alou, (1990).

El paso suspendido de la cigüeña (1991).

Saïd Saïd, (1998).

Cosas que dejé en la Habana (1999).

Flores de otro mundo (1999).

Oriente es oriente (1999)

Vida de moro, (2000).

Welcome, (2000).

Extranjeras (2003).

Princesas (2005).

Un franco, 14 pesetas, (2006).

Nuevo mundo (2006)

Cuscús (2007).

El tren de la memoria, (2006).

14 kilómetros (2007).

La Clase (2008).

Frozen River (2008).

También la lluvia (2010).

El Havre (2011).

El abrazo de la Serpiente (2015).

Además de los debates sobre estas películas de corte más independiente y que tratan directamente sobre temas relativos a la diversidad cultural y las migraciones, está claro que un análisis crítico de cualquier relato audiovisual proveniente de las grandes industrias cinematográficas o televisivas puede disparar reflexiones profundas sobre quiénes somos y desde dónde se vienen contando y explicando nuestras diversidades.

“Sólo hace más o menos una década que he empezado a darme cuenta de que los estudiantes aprendían más acerca de la raza, el sexo y la clase en las películas que en la literatura teórica que yo les instaba a leer.” [Bell Hooks, Activista afroamericana.]

De Villa Desahucio a Ciutat Esperança

by elparlante in Uncategorized Comments: 0

Los proyectos sociales y comunitarios no son posibles sin continuidad. Más allá de las necesidades de las agencias internacionales o los gobiernos locales en presentar resultados cuantitativos, las transformaciones educativas, culturales y sociales a nivel comunitario sólo pueden ser revisadas a largo plazo y desde la compleja reflexión sobre lo cotidiano. En elParlante creemos que la comunicación y la educación son excelentes herramientas para trabajar con paciencia y desde la base por una nueva ciudadanía.

De lo que se trata es de fomentar una ciudadanía realmente activa, capaz de reconocer sus propias creencias y valores, las normas sociales y culturales que condicionan sus vidas, para identificar problemas y proponer soluciones que ayuden a resolverlos.

De este modo, a principios de 2013, el Pla Comunitari de Ciutat Mediridiana junto con diversas entidades del barrio detectaron distintas problemáticas: estigmatización y prejuicios sobre ciertos colectivos, deserción escolar, desempleo y embarazos adolescentes, además de la mala imagen del barrio en los medios, el cual era llamado Villa Desahucio.

Con esta primera idea empezó a trabajar elParlante. Según el diccionario, una desahuciada es una persona que no tiene esperanza: Ciutat Esperança se convertiría así en un proyecto de Educomunicación que basado en la utilización del teatro, el video y la fotografía, promueve la mirada crítica, la información, la reflexión y el debate, sensibilizando sobre la complejidad de las diferentes realidades que suceden en el barrio, pero sobre todo potenciando las cosas buenas que suceden en el territorio, valorando sus espacios diversos y solidarios, generando sentido de pertenencia y amor por el territorio.

Así, con actividades ininterrumpidas durante 4 años, se han realizado 7 ediciones de las que se han beneficiado 18 niños, niñas y adolescentes, 60 jóvenes y 16 adultos, además de al menos 300 personas del barrio que han acudido a los eventos. Hemos realizado una exposición itinerante, una guía pedagógica para acompañar los videos en las escuelas y hemos logrado un premio por el cortometraje Un instant -sobre el embarazo no planificado-  que nos llevó a concursar en otro festival de cine participativo en Tanger (Marruecos). Estas iniciativas han permitido dar una nueva cara del barrio en medios como Barcelona Televisión o El Periódico de Cataluña.

¿En qué estamos ahora? Pues en otro nivel de participación. Los jóvenes que han consolidado el grupo de trabajo definen los temas a tratar, se capacitan en las temáticas –que salen de sus realidades más próximas-, construyen guiones, actúan, graban y editan con nuestro acompañamiento. El cortometraje de este año esperamos presentarlo en el marco de un programa de televisión, también comunitario, con invitados/as especiales y que sería realizado en el propio barrio y emitido en directo por Youtube.

¿El siguiente paso? Consolidar entre todos y todas un espacio que ya es de, por y para el barrio, así como evaluar y sistematizar lo ocurrido hasta ahora, esperando que los gobiernos locales entiendan la importancia de la inversión en la educación artística y ciudadana. Una educación intergeneracional e interseccional, con perspectiva de género, que habla de salud, que prioriza las emociones, que va más allá de las aulas y que se conecta con las distintas esferas de la comunidad a largo plazo.

Comunicación Intercultural, ¿desde cuándo y desde dónde?

by elparlante in Uncategorized Comments: 0

La comunicación va mucho más allá de los medios masivos de (des)información que actualmente consumimos. La palabra comunicación deriva del latín comunicare que significa compartir algo o poner en común. Se trata, por lo tanto, de una característica inherente a los seres humanos y a sus relaciones. Tal vez sea eso justamente lo que nos diferencie de los demás seres vivos: el lenguaje.

Desde los inicios del cine, a principios del siglo XX, las sociedades se han preocupado por la comunicación de masas pero la comunicación intercultural empezó a tomar protagonismo durante los años 60 en Estados Unidos. Era la década de la “independencia” de muchos países del continente africano como Zaire, Chad o Nigeria y Occidente, -que necesitaba salir de crisis económicas sucesivas desde la Segunda Guerra Mundial- se planteaba la necesidad de utilizar los medios de comunicación y la comunicación en general para extender sus políticas capitalistas a nuevos de mercados.

Así, pensar en la comunicación como posibilidad de intercambios interculturales también fue propiciada por la reivindicación de algunas minorías propias: un ejemplo sería el de los afro-norteamericanos en el interior de los Estados Unidos o el de los inmigrantes y refugiados que se asentaban en el país, en parte por las guerras llevadas a cabo en el sudeste asiático. Estas mismas guerras suponían para los norteamericanos el contacto con las culturas de países como Camboya, Laos y Vietnam. Otro flujo de inmigración importante hacia Estados Unidos fue, obviamente, el de los países latinoamericanos.

En los años 70 se empezó a hablar académicamente de la Comunicación Intercultural como una especialización. Sin embargo, Michael Prosser (1974) mostraba su preocupación por que en las investigaciones del momento no se tenía suficientemente en cuenta el papel de los medios. Ya en los 80, aparecieron nuevas subcategorías: la comunicación intercultural interpersonal de Gudykunst y Ting-Tooney (1988), la comunicación transcultural de Brislin (1986), la comunicación internacional de Hamelink (1994), y la comunicación de masas compartida de Blumler, McLeod y Rosengren (1992), que hoy Rodrigo Alsina (1995) resumiría en dos tipos de comunicación intercultural: la interpersonal y la mediada.

Finalmente, en los años 90 Thomas Fitzgerald nos invita a revisar el concepto de identidad como posible lugar de encuentro entre los estudios de comunicación intercultural individual y de masas, ya que los medios proporcionan distintos modelos identitarios, al tiempo que ayudan en la construcción de estereotipos y prejuicios sobre la diversidad y/o identidad cultural.

Sobre esos imaginarios sociales, prejuicios y estereotipos trabajamos en el Col·lectiu i+, con el objetivo de sensibilizar sobre los orígenes múltiples, diversos y en constante transformación de nuestras propias identidades.

(Foto: Proyecto YAMARÓ del Colectivo elParlante)

 

Bibliografía:

ALSINA, Rodrigo. (1999). La comunicación intercultural. Barcelona: Editorial Anthropos.

ALSINA, Rodrigo. (2001). Teorías de la comunicación: ámbitos, métodos y perspectivas. 1era ed. Barcelona: Universitat Autònoma de Barcelona, 2001.

BLUMLER, Jay; MCLEOD, Jack y ROSENGREN, Karl. (1992). Comparatively speaking: communication and culture across speace and time. Editorial: Sage publications. Londres.

BRISLIN, Richard W. (1986). La comunicación transcultura. New York: Pergamon Press, (es la 4ª reimpresión, la 1ª edición es de 1981).

GUDYKUNST, William B .y TING-TOOMEY, Stella (1988). La comunicación intercultural interpersonal. Londres.

HAMELINK, Cees J. (1994). The Politics of World Communication. Editor: Sage publications.

El grupo de jóvenes de Ciudad Esperanza participan en un festival de cine social en Tánger!

by elparlante in Uncategorized Comments: 0

La participación en el TanjaZoom fue el premio otorgado por el jurado del BcnZoom, un festival de cortometrajes que realizan conjuntamente el Casal dels Infants y el Consell de la Joventut de Barcelona. El BcnZoom premió el corto “Un Instant” realizado en el marco de Ciutat Esperança, un proyecto de elParlante en colaboración con el Pla Comunitari de Ciutat Meridiana y el soporte del Departament d’Acció Comunitària del Ajuntament de Barcelona.

El grupo disfrutó de cinco días en la ciudad marroquí de Tánger, descubriendo la localidad así como participando en el ambiente festivo, social y juvenil del Festival de Cine Social TanjaZoom. Este evento valora y premia el trabajo educativo, social y cultural que realizan asociaciones juveniles del barrio de Beni Makada.

Las actividades incluidas en el marco del festival contaron con talleres de escritura de guion documental, creación de bandas sonoras y animación. ElParlante y el grupo del Pla Comunitari de Ciutat Meridiana también dinamizaron algunos de los talleres realizando juegos y acciones teatrales.

Los cortometrajes del festival se proyectaron en la Cinémathèque de Tanger (Cine Rif), lugar de reunión e intercambio cultural para participantes, visitantes y profesionales del sector. Las producciones audiovisuales trataron temáticas sociales que dieron pie a conversaciones y debates a lo largo de toda la semana.

Este viaje supuso una experiencia inolvidable para todas y todos los que tuvimos la oportunidad de asistir al festival. Uno de los momentos más sorprendente fue cuando los organizadores del TanjaZoom nos comunicaron que no proyectarían el corto “Un Instant” porque no había pasado el visado cultural. La primera reacción de los chicos y chicas fue de tristeza y decepción, pero rápidamente se adaptaron a la situación e intentaron comprender las razones de aquella decisión.

El visado cultural es la aprobación que se da a las producciones audiovisuales consideradas aptas para proyección en Marruecos. El Departamento de Cultura no aprobó el cortometraje “Un Instant” porque incluía imágenes explícitas de personas besándose o manteniendo relaciones sexuales. Este hecho nos permitió poner en práctica la interculturalidad, el respeto a otras culturas y valores así como a las normas del país en el que nos encontrábamos. Después de un sentimiento de decepción inicial, los y las jóvenes entendieron el contexto político, social y cultural de Marruecos y respetaron la decisión de las autoridades de no proyectar el corto.

Una de las principales motivaciones de elParlante es precisamente eso, romper con estereotipos y prejuicios asociados a culturas y realidades diferentes a las que estamos acostumbrados. Por esta razón nos gustaría pedir el máximo respeto hacia la sociedad marroquí y hacia sus autoridades. El festival TanjaZoom realiza una gran tarea en el ámbito social y participativo abriendo sus puertas a todo tipo de participantes y audiencia.

Desde Ciutat Esperança queremos agradecer al Casal dels Infants y al Consell de Joventut de Barcelona la oportunidad que nos brindaron al valorar el trabajo realizado y la gran experiencia que supuso el viaje al festival.

Nos gustaría aprovechar para dar las gracias a todo el grupo de jóvenes de Ciutat Meridiana. Gracias por adaptaros a las circunstancias, a las realidades ajenas y comprenderlas. Gracias por vuestra dedicación, amor y entusiasmo, por vuestra fuerza y energía incombustible. Gracias por contagiarnos alegría e ilusión.

Fotografia realitzada per la Tanjazoom Festival.

Fotografia realitzada per la Tanjazoom Festival.

IMG_1536grupoo