Call us toll free:
Top notch Multipurpose WordPress Theme!
Call us toll free:

Oh my goig!-La Serie es atractiva, trasmedia y tiene responsabilidad social

¿Es posible entretener y educar a través de la ficción? Esto es lo que hace el Edutainment y lo que quiere conseguir el equipo de Oh my goig-La Serie: un producto audiovisual atractivo, transmedia y con responsabilidad social. Una propuesta original de la productora Camille Zonca para Betevé, que además cuenta con un comité de jóvenes y la asesoría de elParlante.

«Oh my goig! (Oh mi gozo!) fue, probablemente, uno de los primeros programas, a escala nacional, que defendió los feminismos, la comunidad LGBTI y los derechos sexuales y reproductivos de la población más joven» dice orgulloso Albert Baquero Roig, productor de Camille Zonca. Estamos hablando del año 2016 cuando empezó esta aventura televisiva en forma de magacín. Desde entonces, el interés por estas temáticas fue en aumento, y al convertir el programa en una serie de ficción, se han encontrado con un panorama mucho más diverso, y con una oferta nacional e internacional más amplía.

Pero, son muchas las cuestiones que marcan la diferencia en Oh my goig!-La Serie. Una de ellas, sin duda, es el trabajo participativo que se hace desde la tercera temporada, donde el comité de jóvenes asesores realiza una lectura colectiva con guionistas y productoras para darle más realismo a la serie y a los personajes.

Con las tripas al aire

Los dos primeros años de Oh my goig! todos estuvieron de acuerdo en apostar por un formato más divulgativo, que se movía entre el reportaje y sketchs de ficción, y que contaba con la asesoría del Centre Jove Cjas. Los contenidos de OMG! se compartían y discutían con alumnos de instituto y, con sus aportaciones, se nutrían las pequeñas líneas argumentales del programa.

«Como productora nos interesaba hacer un proyecto con responsabilidad social, trabajando con jóvenes. Tratar el tema de la sexualidad, en el que no habíamos entrado, nos iba bien como curva de aprendizaje. Desde la primera temporada habíamos aprendido muchísimo de género y sexualidad, y de jóvenes; a pesar de que ya llevábamos cinco años trabajando con ellos. Pero, queríamos utilizar la ficción y el entretenimiento como herramientas educativas», explica la Aïda Torrent Ciudad, productora de la serie.

«El cambio de OMG! a OMG!-La Serie no ha sido gratuito, sino que subraya la voluntad de hacer un producto de ficción interesante, que genere vínculo, dirigida a todos los públicos», añade Baquero. «Queríamos seguir contando con una asesoría, ya no de gente adulta experta, que también es importante, sino más de gente de la misma edad a la cual va dirigida la serie, pero con el plus de conocimiento, de activismo y militancia en los temas que habla OMG!«.

«Este nuevo formato tiene todavía más visibilidad de la que tenía antes, puede ser porque tiene más difusión e interacción por redes sociales», dice Torrent. «Ha funcionado mucho, y así lo demuestran los premios (Zoom Festival y CAC)», comenta Baquero. «Porque el hecho de ser crudo a la hora de mostrar las cosas, y esto de los contenidos hechos con jóvenes, a la gente la sorprende mucho. (…) Ya no se hace un screenning test, como se hacía antes en la tele, sino un test de guion. ¿Esto puede funcionar?, ¿por qué no?, o ¿como lo harías tú?, son algunas de las preguntas cuando trabajamos en las tramas. Al final es un aprendizaje para nosotros y para el público».

El equipo de jóvenes que asesora la serie

Desde que presentaron la propuesta de ficción para la tercera temporada a Betevé, el equipo de Camille Zonca contactó con Alfredo Cohen Montoya de elParlante para que trabajara de manera participativa con el equipo de jóvenes expertos y expertas que asesora la serie. Y, si bien el trabajo comenzó como una consultoría sobre guiones ya acabados; en 2019, para la cuarta temporada, el comité participó directamente en la decisión sobre los temas a tratar.

A partir de una primera sesión de brainstorming, dinamizada por Alfredo, se expusieron los temas. Nosotros les propusimos una estructura narrativa y se reunieron en pequeños grupos temáticos. Cada grupo trataba tramas más específicas. Por ejemplo, se habló del personaje de una chica que se quedaba embarazada. Pues, hubo una comisión encargada de revisar los contenidos, de revisar que lo qué se proponía fuera de su interés, y de que hubiera el máximo de elementos realistas. También consultamos con expertos que vinieron a las sesiones por si había cosas que el equipo de jóvenes no sabía, pudieran consultar: embarazo, ITS (Infecciones de Transmisión Sexual), consumo y adicción a redes y pantallas, etc».

Aïda Torrent, productora de Camille Zonca

Pero, el proceso de guion con el grupo de jóvenes no acaba aquí. Finalizada la primera versión, se envía de nuevo al comité para que expresen su opinión, y vean si los contenidos han recogido bien las ideas compartidas durante las sesiones previas. Los guiones definitivos son validados por el comité y la productora.

Quizá Oh my goig- La Serie no sea un proyecto participativo en su totalidad, tal como lo reconoce el equipo de producción. Está intervenido por un equipo creativo y otro, más técnico, de producción que se encargan de darle a los contenidos el acabado profesional que la ficción necesita. Pero esta condición no lo aparta de su visión educativa. Más bien le da una nueva categoría, la de Eduteinment.

¿Qué es Edutainment?

Edutainment no es simplemente otro acrónimo inventado por los americanos. Tiene un origen muy antiguo, posiblemente en el Renacimiento, y claramente se refiere al uso del entretenimiento como una herramienta educativa. La combinación Educación + Entretenimiento, se ha utilizado en los juegos de mesa, los cómics, la radio, el cine, la televisión y los videojuegos.

En Latinoamérica, es más conocido como Eduentretenimiento y aunque tiene muy pocas referencias, casi todas son de carácter académico. Dentro de este panorama, hay una muy interesante, que fue realizada en Colombia: Revela2. Una estrategia de comunicación y salud que incluyó una serie de ficción para jóvenes y adolescentes, centrada en el conocimiento de sus derechos sexuales y reproductivos, así como de la prevención de las ITS.

«Siempre intentamos tener una mirada internacional, tanto en los países escandinavos, como en los países latinos», dice Baquero. Revela2 ha sido una buena referencia para la serie, en cuanto al tratamiento de los contenidos de sexualidad. Otra, es la ficción noruega Skam, que les ha dado la posibilidad de tener una mirada más amplia hacia la identidad y la diversidad.

El equipo creativo y técnico de Camille Zonca

«Actualmente el panorama es mucho más amplio que hace un año y medio», explican Albert y Aïda. «Contenidos que son interesantes, de género, LGBTI, de educación sexual también, como Sex Education, que no es perfecta pero tiene cosas muy positivas». «Lo que siempre nos encontrábamos era que se explicaban las mismas historias añadiendo un toque de diversidad para quedar bien: el amigo gay o lesbiana, como si fuera una cuota, nunca explicando estas historias desde del punto de vista de las personas LGBTI o racializadas». «Eran como satélites alrededor de parejas heterosexuales blancas, y también queríamos romper con esto, huyendo de los estereotipos».

Ahora mismo, el punto de mira está en los youtubers, en una narrativa más personal, creada desde la franqueza, con historias más ilustrativas, y por eso incorporaron uno en la serie. Se ve que Oh my goig!-La Serie todavía tiene muchos caminos a explorar, como el poliamor, por ejemplo. Su visión de futuro es la de un mundo donde se visibilicen diversas opciones de vida, donde no se tenga que trabajar tanto la sexualidad, donde todas las personas estamos mejor preparadas. De momento, siguen trabajando para el estreno de la cuarta temporada en la primavera del 2020.

About the Author:

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *